• Sin Productos en el Carrito
0
  • Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

Toques cálidos en tu hogar

    No hay mejor sensación que la de llegar a casa después de un largo día. Además, si tu hogar es cálido y acogedor, esa sensación se multiplica por dos.

    Como el verano llega a su fin y nos deja, con él, se va el buen tiempo y el calor. Con la bajada de las temperaturas aumentan las horas que pasamos en casa. Una razón de peso para que nuestro hogar sea un espacio acogedor, en el que estemos cómodos.

    Además de la calidad de la construcción, el estilo de nuestra casa juega un papel fundamental. Es importante sentirnos a gusto por eso debemos crear espacios confortables y agradables. Para ello escogeremos los muebles y decoración acordes a nuestra personalidad y presupuesto.

    Si quieres saber cómo darle toques cálidos a las estancias de tu casa sigue leyendo y ¡no te lo pierdas!

    Toques cálidos para conseguir una casa más acogedora.

    Existen 3 elementos clave para dar toques cálidos a una casa, y conseguir espacios cómodos y cautivadores: la luz, los colores y los materiales serán la clave.

    Toque de color

    Si te has decantado por los tonos neutros (blanco, beige, gris) juega con las notas de color para crear contrastes. Este punto es de decisivo a la hora de dar a la estancia ese toque cálido. Sobre todo, si la decoración que has escogido es de estilo minimalista.
    Un consejo, te recomendamos que para decorar la estancia, utilices los tonos neutros en paredes y muebles grandes. Son fáciles de combinar y aportan luz a la habitación. Las notas de color las puedes añadir en tonos más intensos como por ejemplo marrón, mostaza, teja, gris oscuro, ocres… Utiliza estos colores en los elementos puramente decorativos o textiles.

    Materiales Naturales

    Lino, cerámica, fibras naturales y sobre todo la madera. Apuesta por este tipo de materiales en elementos decorativos, muebles y suelos de la habitación.
    La madera, el material natural por excelencia que aporta calidez a cualquier estancia de tu casa. Suelos de madera y muebles serán la clave para incluir este material y dar ese toque cálido que consigue crear ambientes acogedores. Un buen ejemplo del efecto que consigue la madera en las distintas estancias de una vivienda son los baños y cocinas con suelos de madera ¿hay algo más acogedor?.

    Textiles

    Los elementos como; mantas, alfombras colchas, o cojines, ganan importancia en los meses más fríos. Cumplen una doble función ya que dan el toque cálido a la habitación. Nuestro consejo escoge texturas naturalessuaves y calientes. Un consejo, evita los colores estridentes.

    La Luz

    Tanto la luz natural como artificial es muy importante a la hora de crear un ambiente cálido y acogedor.
    Permite que la luz natural invada todas las estancias de la vivienda ya que gracias a ella, conseguirás crear espacios muy agradables.
    Por otro lado tenemos la luz artificial que es capaz de cambiar la imagen de una estancia. Juega con ella para conseguir ambientes confortables y cálidos. Nuestro consejo, apuesta por la iluminación indirecta a diferentes alturas, con lámparas de pie, de mesa y en el techo. Sin duda, es la mejor forma de conseguir una sensación de confort y calidez. Utiliza bombillas amarillas y de baja intensidad.

    Decoración

    Por último no nos podemos olvidar de todos esos elementos que consiguen hacer que nos encontremos a gusto en casa. Un consejo, distribuye los objetos decorativos con sentido, sin abarrotar estanterías y paredes. Otro de los elementos que mayor calidez aporta una vivienda son las chimeneas.  Podemos decir que cumplen una doble función. Por un lado, calientan la casa y a la vez son un elemento decorativo más. Las chimeneas aportan a los espacios confort y calidez.

     

     

     

    No esperes a que llegue el frío para ir dando este toque cálido a tu casa con nuestros consejos. ¡Las horas en casa este invierno serán mucho más agradables!

     

    *Las imágenes incluidas pueden no corresponderse a artículos de Teresa Galán.