• Sin Productos en el Carrito
0
  • Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

Hoy dedicamos nuestro post al color mostaza, un color que lleva siendo tendencia desde 2016 y aún le queda cuerda para rato. El amarillo mostaza es un color térreo y muy cálido, ya que lleva un poco de marrón y de dorado. Es un tono muy alegre y luminoso, sin ser tan vibrante como el amarillo. Además, entre sus cualidades podemos destacar su capacidad de añadir textura a las superficies.

Todas sus características han favorecido que continúe siendo tendencia. Es una tonalidad que encaja perfectamente con diferentes estilos decorativos. Lo hemos visto en estancias: de estilo nórdico, clásico, industrial o nuevo rústico, utilizado en pequeños detalles decorativos, muebles o paredes.

Pero no nos confundamos, el color mostaza no es un color fácil hay que saber combinarlo sin abusar de él. Si lo empleamos en su justa medida añadirá un toque de distinción a cualquier habitación.

Cuando empleamos el color mostaza en detalles decorativos, dando notas de color aquí y allí, el resultado es una estancia llena de vitalidad y luminosidad. También podemos emplear la tonalidad mostaza en el mobiliario, pero solo es apto para los más atrevidos, ya que se crean contrastes de muchísima fuerza, sobre todo combinándolo con muebles, paredes, alfombras… que sean de tonos más oscuros.

 

Combinaciones ganadoras del color mostaza

En función del color con el que combinemos el tono mostaza le daremos más fuerza, convirtiéndolo en un mostaza vibrante o lo suavizaremos, consiguiendo ambientes mucho más serenos. Es importante seleccionar bien los colores que lo complementen, ya que no conjunta con cualquiera. Si conseguimos combinar correctamente el tono mostaza y aplicarlo con moderación, el resultado será sorprendente: estancias elegantes y sofisticadas.

 

Color Mostaza + Tonos Neutros

Con esta combinación conseguirás un habitación agradable y llena de luz. Es una apuesta ganadora para estancias pequeñas, logrando una mayor amplitud. Además, introduciendo el color mostaza conseguirás un plus de calidez.

 

Color Mostaza + Tonos azules

Cuando hablamos de tonos azules nos referimos a la gama completa, desde los más claros como el azul pastel, hasta azules más intensos como el azul púrpura.

El mostaza y el azul son colores complementarios, por esta razón combinan perfectamente. Esta mezcla da como resultado estancias con ambientes contemporáneos y muy actuales.

 

Color Mostaza + Tonos tierra

Una mezcla más tradicional y menos atrevida, pero que también resulta todo un acierto. Ideal para los más clásicos que no busquen grandes contrastes, si no una gama de colores más equilibrada y serena. Esta combinación consigue crear espacios agradables, cálidos y muy acogedores.

 

Color Mostaza + Tonos Grises

Cuando combinamos los tonos grises con el color mostaza logramos un estilo moderno y sofisticado. El color gris aporta ese punto actual y el mostaza otorga a la estancia un toque cálido.

Cuanto más oscuro sea el gris que empleemos más fuerte será el contraste. Para un contraste más atrevidos podemos emplear el color negro y el mostaza, dando como resultado, espacios más serios con un toque desenfadado y juvenil gracias al tono mostaza.

 

 

¿Con qué combinación te quedas? En Teresa Galán lo tenemos claro… ¡El color mostaza es el rey de la decoración esta temporada y nos encanta en todas sus combinaciones!

 

*Las imágenes incluidas pueden no corresponderse a artículos de Teresa Galán.