• Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

El cuarto de lavado puede ser un espacio al que le demos una utilidad muy importante en nuestro hogar. No debemos perder nunca de vista que la decoración de habitaciones o cuartos es un aspecto clave en cualquier casa. A través del estilo por el que optemos, conseguimos convertirla en un espacio que nos resulte agradable y nos invite a estar y disfrutar. Pero también tenemos que tener muy en cuenta los aspectos funcionales.

Contar con lugares adecuados para realizar las diferentes tareas, especialmente las más rutinarias, no solo hará de nuestro hogar un espacio más cómodo, sino que nos ayudará a mantener un orden y una organización. Desde nuestro estudio de interiorismo en Madrid queremos dedicar el post de esta semana a hablaros del cuarto de lavado ideal.

 

Cuarto de lavado

 

El cuarto de lavado un área funcional

El cuarto de lavado entra dentro del ámbito de las áreas más prácticas de la casa. Hemos de atender especialmente a su funcionalidad. Pero tampoco tenemos porqué dejar de lado su aspecto. En función del espacio del que dispongamos elegiremos su ubicación ideal. Lo ideal es encontrar un cuarto independiente, aunque no importa que sea pequeño. Si no disponemos de ese espacio podremos incorporarlo a la cocina. O quizás a una pared que tengamos libre en la despensa. Crear un mueble, tipo armario, en el que encajar los electrodomésticos y los útiles para ordenar la ropa puede ser una solución perfecta. Además, nos permitirá mantener el espacio oculto cuando no lo estemos utilizando.

Aunque el espacio sea pequeño o alargado, hemos de plantearnos bien el diseño y la disposición de los elementos para que no resulte agobiante. Especialmente tenemos que procurar que trabajar en él sea una experiencia lo más agradable posible. Elegir colores claros, nos ayudará a amplificar el espacio y a darle una sensación más luminosa si el cuarto es oscuro.

Un cuarto de lavado debería incluir como mínimo una lavadora, un tendedero y un espacio para doblar la ropa. Lo ideal es que cuente también con secadora y un espacio de planchado. La distribución de estos elementos será la que marque la diferencia.

 

Cuarto de lavado ideal

Cuarto de lavado ideal

 

Buscando el orden y la comodidad

Incluir accesorios y muebles que logren aumentar la funcionalidad del cuarto de lavado, siempre será un plus. Elementos como cestos y cajas de mimbre permiten guardar la ropa limpia y que se mantenga aireada. También podemos guardar los detergentes y el resto de productos. Por supuesto, lo mejor es contar con estanterías que nos permitan tenerlo todo perfectamente organizado y recogido.

Instalar algún pequeño perchero puede ser muy útil para colgar la ropa, especialmente la más delicada como blusas o vestidos de manera que no se arrugue.

 

Cuarto de lavado ideal

 

Los materiales que utilicemos en el cuarto de lavado pueden ser variados. Debemos tener en cuenta que es un espacio en el que se utilizan productos químicos, así que las superficies tienen que ser sencillas de limpiar y resistentes. Es importante que combinen con el resto de la decoración de la casa.

El estilo minimalista suele ser muy apropiado para estas estancias, que suelen ser pequeñas. Además contribuye a esa sensación de orden y limpieza que se espera de un cuarto de lavado. Pero no tenemos porqué renunciar del todo a la decoración, las cestas y alguna planta puede contribuir a dar personalidad a nuestro cuarto de lavado y ese toque de vida y de color tan acogedor.

Desde nuestro estudio de arquitectura y diseño interior te invitamos a ponerte en contacto con nosotros si te estás planteando integrar un cuarto de lavado en tu casa, estudiaremos las mejores opciones de reforma para tu vivienda.