• Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

Elegir un estilo sobrio y elegante es una buena opción para efectuar una reforma integral de nuestro hogar. El verano suele ser un buen momento para emprender reformas. Por lo general tenemos más tiempo, menos nivel de estrés y las ideas mucho más claras. Además, está presente la opción de irnos de vacaciones sino queremos encargarnos nosotros directamente de las obras. Os recordamos que desde el estudio de decoración de interiores en Madrid Teresa Galán estaremos encantados de tomar las riendas de la reforma de vuestro hogar si así lo decidís.

Uno de los estilos más populares es el sobrio y elegante. Además de adaptarse a todo tipo de espacios, es atemporal. En el post de hoy os traemos las claves y los ejemplos de una reforma de este estilo.

 

Estilo sobrio pero elegante

 

Las claves que definen un estilo sobrio y elegante

Por lo general cuando pensamos en un estilo sobrio y elegante nos centramos en una decoración clásica. Es un estilo perfecto para una casa de habitaciones amplias, pero también puede adaptarse a estancias más pequeñas. La sobriedad tiende a dar una mayor importancia al espacio, haciéndolo parecer más amplio y dando sensación de libertad. Y es que, justamente el espacio será el gran protagonista de este estilo decorativo, delimitado por los colores del suelo y las paredes y acentuado por la luz que le da forma.

 

Estilo sobrio pero elegante

 

La luz es un factor muy destacado. No solo define espacios, sino que contribuye a crear una sensación de brillo y limpieza muy confortable. Contar con grandes ventanales que proporcionen una fuente de luz natural es clave para este tipo de estilo.

Los colores predominantes tanto en las paredes, los techos, los suelos y el mobiliario serán neutros. Las combinaciones de blanco, negro y gris siempre se han asociado al concepto de elegancia. En cualquier caso, nos centraremos en la discreción, no habrá elementos que sobresalgan para llamar la atención. El colorido jugará con una especie de uniformidad que no impide un sutil juego de combinaciones y texturas que enriquecen las estancias.

Las lineas rectas serán las protagonistas, los muebles se alinearán con las paredes buscando crear espacios organizados, nítidos, en los que cada elemento tenga su función y nada resulte superfluo ni excesivamente llamativo.

 

Estilo sobrio pero elegante

 

Creando espacios en los que aúnen sencillez y practicidad

El estilo sobrio y elegante está unido a la sencillez y la utilidad, pero no se exime el concepto de lujo. Los materiales que elijamos deben aportar prestancia y solidez. La madera que en determinados conceptos y formatos puede remitirnos a lo rústico, también juega un factor importante en el concepto de elegancia. Los suelos de madera aportan esa sensación de calidez que todo hogar necesita. El mobiliario de líneas precisas también puede estar fabricado en maderas nobles.

La decoración debe ser sencilla, reducida a elementos simples y por lo general funcionales: alfombras, estanterías, lámparas, algún marco con fotografías.

 

Estilo sobrio pero elegante

 

Nunca debemos perder de vista que aunque elijamos decorar nuestra casa con un estilo elegante y sobrio, debe ajustarse a nuestra personalidad. Debemos buscar siempre crear espacios en los que nos sintamos cómodos, que casen con nuestras expectativas y que se ajusten a nuestras necesidades estéticas.

Desde nuestro estudio de diseño de interiores en Madrid siempre os aconsejamos que, antes de emprender una reforma, mediteis y planifiquéis bien qué es lo que queréis y que contéis con la opinión de los profesionales, que muchas veces podemos tener un concepto más claro de lo que se puede hacer para mejorar los diferentes espacios.