• Sin Productos en el Carrito
0
  • Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

Vemos la vida en color, desde que nos despertamos por la mañana el color nos inunda aunque estemos tan acostumbrados que muchas veces no le prestemos atención. Cortinas, edredones, muebles, alfombras, todos tienen color y es importante que los dispongamos de manera armoniosa para conseguir entornos agradables.

A la hora de elegir la decoración de nuestras casas, unos colores son más utilizados que otros, el verde no suele ser un color muy habitual y, sin embargo, da mucho juego y crea entornos sumamente agradables, por eso hoy queremos aprovechar este post para hablaros del color verde bosque.

 

 

El verde bosque un color de equilibrio y calma

¿Os habéis fijado que independientemente del color que tengan las flores prácticamente siempre se apoyan sobre un tallo verde? El verde es un color muy combinable, al situarse en el centro del espectro cromático conjuga bien con los colores cálidos y los más fríos aportando equilibrio y estabilidad e induciendo a un estado de relajación. Para el feng shui es el color de la vida y la naturaleza.

El verde bosque es un color que, con un poco de imaginación, podemos integrar en cualquier estancia de la casa porque tiene muchas posibilidades decorativas, nos recuerda indudablemente a la naturaleza, los bosques y consigue aportar frescura a los ambientes y vitalidad, nos recuerda la conexión con el aire libre.

En nuestro estudio de  interiorismo de Madrid, Teresa Galán, hemos utilizado el verde para pintar las paredes de varios proyectos. En un salón con un sofá rústico, la pared verde bosque nos atrae, creando un ambiente relajante que combina muy bien con elementos decorativos naturales: troncos de madera, un suelo de tablones de madera y unas mesitas tipo nido en color oscuro. Mientras, las fuentes de luz se sitúan en una mesita de color dorado y tras una estructura tridimensional de bronce que juega con la simetría de los rectángulos para ejercer de punto focal y a la vez aportar luz indirecta a la estancia.

 

 

 

Y es que, el verde bosque combina muy bien con materiales orgánicos como maderas y mimbres y los materiales naturales porque tiene un aire eco-friendly tan tendencia en la actualidad.

Una pared en un verde de tono más oscuro con un papel que integra dibujos irregulares y desvaídos en negro, combina a la perfección con un cómodo sofá en gris que incorpora unas pequeñas notas de color a través de un par de cojines, verde y azul, mientras unas mesitas auxiliares redondas en tonos del mismo gris aportan brillo. Todo el conjunto induce a la relajación y la calma.

 

 

El verde bosque un color elegante y sofisticado

En nuestros trabajos de diseño de interiores de Madrid en Teresa Galán apostamos también por el verde bosque como un color elegante y sofisticado, por eso no dudamos en integrarlo en cocinas. En una cocina con las paredes y la encimera en blanco, los muebles de un verde bosque aportan un toque elegante y original que se traduce en una sensación de frescura.

Igual de innovadora puede resultar una cocina con las paredes pintadas de verde bosque con toques dorados y azules y los muebles en color dorado antiguo, nos recordará la impresión que los rayos del sol causan al colarse entre las espesas copas de los árboles cuando paseamos por el bosque. Y es que el cobre y el oro al igual que el blanco y el negro casan muy bien con el verde bosque.

 

 

 

En Teresa Galán nos gusta tanto el color verde bosque que lo hemos elegido para una de las paredes protagonistas de nuestra tienda decorada con cuerda en la que se enlazan ramas de hojas secas y platos de cerámica de distintas formas y colores ocres y grises, que nos recuerda a las meriendas campestres de verano.

 

 

*Algunas de las imágenes incluidas pueden no corresponderse a artículos de Teresa Galán