• Sin Productos en el Carrito
0
  • Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

A la hora de trabajar en cualquier diseño de interiores en Madrid siempre nos gusta buscar diferentes ideas y tendencias que nos sirven de referencia para la decoración de cada estancia del hogar. Si hablamos de primavera y diseños que nos inspiran, la explosión de color y luz inunda cada rincón.

 

Cómo llevar la primavera a nuestro hogar

Como estación, la primavera es una especie de recarga de energía que nos permite renovarnos, de hecho, para el Feng Shui, la primavera simboliza el cambio y la renovación. La llegada de esta estación nos invita a limpiar a ventilar y a renovar, esto debe verse reflejado en todos los espacios de nuestra casa.

En primavera, los días por fin se alargan y disfrutamos de muchas más horas de luz, una luz clara y alegre a la que debemos abrir nuestras puertas y ventanas. Esa luz será el elemento fundamental para que la decoración fluye y se integre en todas las estancias de nuestro hogar.

 

 

Elementos para llevar la primavera a tu casa

Las alfombras no son solo cosa del invierno, las grandes alfombras de tonos blancos o gris claro contribuyen a que la claridad se extienda también al suelo.

Si tenéis la suerte de tener un jardín, dejad que su vista se integre en vuestro salón. Pero si no es así, podéis colocar alegres plantas floridas en vuestras ventanas y balcones y por supuesto como elemento decorativo de interior. El verde de las plantas y los sutiles colores de las flores naturales contribuirán a darle un aire fresco y alegre a cualquier estancia.

 

 

Las líneas rectas nos dan sensación de orden y armonía. Alinea los sofás a las paredes y ventanas, pero rompe la monotonía con elementos redondeados como mesas auxiliares o butacas estratégicamente colocadas. Los grandes cuadros abstractos contribuyen a dar color a las estancias y además, se convierten en el punto focal predominante de cualquier habitación, contrastando con el resto de paredes pintadas en blanco o colores claros y lisos. Un gran espejo de forma original puede contribuir a crear el mismo efecto, aportando también luz y sensación de amplitud de espacio.

 

 

El gris es un color comodín para todos los espacios y estilos, utilízalo en los sofás y en los suelos es muy versátil a la hora de combinarlo con prácticamente cualquier tono. La madera en tonos claros contribuye a crear ambientes frescos y acogedores, butacas, mesas y pequeños muebles de madera en el salón, te invitarán a pasar más tiempo en él.

 

 

El azul claro, el rosa pálido y el verde suave también son colores tendencia para esta primavera, en materiales como el terciopelo pueden crear efectos sumamente sutiles y relajantes.

 

 

En Teresa Galán trabajamos con la arquitectura y el diseño interior de hogares y locales. Deja que la primavera inunde tu casa con los consejos que te hemos mostrado y disfruta de los colores, los tejidos y los objetos de cada rincón.

 

*Las imágenes incluidas pueden no corresponderse a artículos de Teresa Galán