• Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

Cómo decorar con colores profundos

    Decorar con colores profundos

    En la última década, la decoración de interiores ha tendido a crear espacios luminosos en los que priman el blanco y los tonos claros. Este tipo de colores se asocian a la calma, la relajación y la luminosidad. En contraposición, los tonos oscuros suelen relegarse a detalles y elementos no muy voluminosos. 

    Sin embargo, es un error pensar que los colores profundos no tienen esa capacidad de transmitir serenidad. Este tipo de tonos no solo crean espacios que invitan a la introspección. Además, son la máxima expresión de la elegancia. Cuando se utiliza el gris, el negro, el verde bosque, el terra cotta, el burdeos… el resultado es espectacular.

    Si quieres salirte de lo establecido y te gusta crear espacios con personalidad, en el post de esta semana te daremos los tips que necesitas para decorar con colores profundos.

     

    Decorar con colores profundos

     

    Deja espacio a la neutralidad

    Los colores profundos combinan muy bien entre sí. Elegir una paleta de tonos oscuros es un acierto seguro, pero no olvides añadir toques de neutralidad. Compensa el espacio valiéndote de textiles, elementos decorativos o incluso piezas de mobiliario blancas o de tonos tierra.

     

    Decorar con colores profundos

     

    Elige suelos de madera clara, mármol o cerámica para que el espacio que cedes a la neutralidad sea aún mayor. En el salón, rebaja el tono general con un sofá o sillones más claros. En la habitación, coloca en la cama cojines y textiles de colores menos fuertes.

    Las alfombras y las cortinas de tonos claros, al ocupar lugares amplios y puntos focales de la decoración, aunque sean elementos accesorios, harán que se compense el peso de los colores profundos de manera sencilla y muy efectiva.

     

    Que no desaparezca la luminosidad

    Un peligro que se corre al decorar con colores profundos es acabar creando espacios agobiantes y claustrofóbicos. Por eso, nunca hay que utilizar este tipo de tonos en estancias pequeñas poco luminosas. Si aún así quieres hacerlo, por ejemplo, en un aseo, asegúrate de que tiene una buena iluminación ya sea natural o no.

     

    Decorar-con-colores-profundos-2

     

    Las estancias más adecuadas para utilizar colores profundos son aquellas con ventanales o balcones que reciban grandes cantidades de luz durante el día. Para maximizar su efecto, colocar estratégicamente espejos para que distribuyan la luz por todo el espacio. Por último, refuerza la luminosidad instalando puntos de iluminación artificial ambiente.

     

    Materiales cómplices

    Para decorar con colores profundos decántate por materiales naturales como la madera o el ratán. Estos suavizarán el resultado, sobre todo si son en tonos claros. La calidez que aportarán, además, dará más fuerza a la sensación de intimidad y recogimiento que generan este tipo de colores.

     

    Decorar con colores profundos

     

    Otro tipo de materiales con los que puedes combinarlos son los metales y el cristal en todas sus variedades. En este caso darán un toque de sofisticación que, sumada a la elegancia que transmiten los colores profundos, crearán estancias impresionantes.

     

    En Teresa Galán somos el estudio de interiorismo en Madrid que necesitas para llevar esta tendencia a tu hogar y darte las claves para hacer realidad tu proyecto. Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantado de ayudarte.