• Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

Ideas para reformar una azotea

    El hecho de disponer de una azotea, ya sea en nuestra vivienda o en nuestra casa de vacaciones, es un placer cuando llega el buen tiempo. Si embargo, nos olvidamos de su existencia durante el invierno. Por eso, cuando llega el momento de disfrutar de ella, nos damos cuenta de que necesitamos ponerla a punto para hacer de ella nuestro oasis privado. En estos casos, lo ideal es ponerse en manos de profesionales que nos ayuden a llevar a cabo la reforma de una azotea adecuada para sacarle el mayor partido a este espacio. En el post de esta semana vamos a darte las claves para renovar esta zona y darle un aire más actual.

     

    Antes de iniciar la reforma de una azotea es muy importante dedicar tiempo a elaborar el diseño. Para ello, es necesario acudir al estudio de interiorismo en Madrid que comprenda nuestras necesidades y la idea que tenemos en mente. Pero además, deben asesorarnos para emplear los materiales convenientes, tanto para el pavimento como para los muebles. La parte estética debe ir de la mano de la funcionalidad y es aquí donde la experiencia de un equipo de profesionales marca la diferencia.

     

    La planificación previa de la reforma de una azotea

    En primer lugar, debemos tener en cuenta las condiciones climáticas a la hora de elegir los materiales y los muebles que queremos para nuestra azotea.  En primer lugar, es necesario a la hora de planificar la configuración del espacio. En lugares en los que hay largas temporadas de lluvia o el viento típico de zonas costeras, convendrá incluir elementos que permita resguardarse de los elementos a la vez que disfrutamos del espacio.

    Los muebles deben cumplir dos características: ser resistentes a la climatología y ser cómodos. También debemos pensar en el número de personas que disfrutarán habitualmente de la azotea. Si tenemos en mente realizar reuniones, cenas y fiestas, debemos llevar a cabo una reforma que cree cree el espacio que necesitamos. Seleccionar muebles modulares y mesitas auxiliares que podemos cambiar de ubicación nos dará funcionalidad.

     

    El suelo y las vistas: aspectos clave en la reforma de una azotea

    Una vez que la reforma de la azotea ha tenido en cuenta estos dos aspectos previos, podemos continuar eligiendo materiales. Escoger el suelo adecuado para el clima y con la resistencia necesaria es una de las decisiones más importantes. Teniendo en cuenta la zona en la que se encuentra nuestra vivienda nos decantaremos por un material u otro. En lugares muy húmedos o en los que llueve mucho, instalar suelo de madera conllevará un mantenimiento mayor. En esos casos, quizá nos convenga más instalar suelos de composite que imitan a la madera de manera muy fidedigna. O quizá baldosas de cerámica en seco que dan un acabado muy elegante y atemporal. Un aspecto más a tener en cuenta en relación con los suelos es si contamos en nuestra azotea con piscina, jacuzzi o ducha. Si es así, debemos elegir suelos antideslizantes para evitar caídas al caminar con los pies mojados.

    Por otro lado, las vistas son uno de los mayores atractivos de contar con una azotea en nuestro hogar. Dependiendo de la altura de nuestra azotea, la presencia de edificios altos que nos tapen las vistas e incluso nuestro objetivo de mayor o menor privacidad, decidiremos si queremos potenciar o restringir las vistas. En el primer caso, una opción ideal es instalar una barandilla de cristal que integre el espacio con el paisaje. Pero también, el objetivo de reformar una azotea es otorgar intimidad puede ser disfrutar del espacio protegidos de miradas indiscretas. Para conseguirlo existen soluciones funcionales y atractivas. Colocar plantas altas y árboles de pequeño tamaño, además de dar privacidad, darán un toque natural al espacio.

     

    Azoteas con distintas zonas

    Los espacios exteriores de nuestra vivienda, sobre todo las segundas residencias deben ser versátiles. Y es que, generalmente, es en ellos en los que más tiempo pasamos. Por eso, la reforma de una azotea debe permitir delimitar las zonas necesarias para disfrutar del espacio por completo. Esta división puede ser material, es decir, con paredes y/o puertas correderas. Pero también se pueden emplear elementos como cenadores o incluso cortinas. En líneas generales, la disposición ideal debería contar con una zona para comer, otra para sentarse y conversar, y otra en la que tumbarse y relajarse.

    Si estás pensando en reformar la azotea de tu vivienda, ponte en contacto con nosotros. Pondremos toda nuestra experiencia y conocimientos a tu servicio para hacer realidad el proyecto que tienes en mente.

    *Las imágenes incluidas pueden no corresponderse a artículos de Teresa Galán