• Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

El auge de las fibras naturales

El auge de las fibras naturales

Llevamos varias temporadas asistiendo a un resurgimiento de las fibras naturales. Piezas diseñadas con mimbre, ratán o esparto llenan salones, comedores y dormitorios. Textiles de algodón, cáñamo o lino visten sofás, camas y ventanas. Su atractivo surge de la combinación de dos tendencias: la vuelta a lo básico y la búsqueda de lo sostenible.

A pesar de estar ligado tradicionalmente al exterior en terrazas y jardines, se cuela en el interior de los hogares. Al estar relacionado entornos tropicales y decoraciones propias de resorts y zonas de playa, aportan al diseño de interiores una sensación de calma y relajación. Hagamos un repaso a esta tendencia fresca que ya no es exclusiva del verano.

 

El auge de las fibras naturales

El auge de las fibras naturales

 

Piezas ligeras y cálidas

¿Cómo es posible que una pieza sea ligera y al mismo tiempo cálida? Cuando hablamos de las fibras naturales dos conceptos, en principio opuestos, convergen. Aparadores y armarios sustituyen la madera por el ratán para ganar ligereza sin dejar de aportar un punto acogedor al ambiente. Lo mismo ocurre con los cabeceros de cama o las sillas, ya sean de comedor o de salón.

 

El auge de las fibras naturales

El auge de las fibras naturales

 

El mimbre es otro de los materiales que ayudan a quitar peso al mobiliario. En el caso de piezas que sirvan para descansar, como sillas, divanes o estructuras de cama, se combinan con textiles de fibras naturales como el algodón o el lino en sus tonos menos tratados. El objetivo es, como vimos al hablar de la tendencia slow life, crear espacios que pierdan lo superfluo e inviten a descansar.

Este tipo de muebles y textiles encajan prácticamente con todos los estilos decorativos. Aunque es el boho el que lo incorpora con mayor intensidad. En ese caso la razón se encuentra en la propia naturaleza de este tipo de piezas. Los muebles de mimbre, ratán o esparto fueron tendencia en las décadas de los 60 y 70. El boho busca recuperar piezas eclécticas y con historia de épocas pasadas. La unión es perfecta.

 

Lámparas de fibras naturales

Uno los iconos de las decoración con fibra naturales que más se está imponiendo son las lámparas. En distintos los estilos y tamaños, pueblan los techos de todo tipo de estancias, tanto exteriores como interiores. Los modelos que más triunfan son los de grandes dimensiones, capaces de convertirse en el centro de la decoración de toda la habitación.

 

El auge de las fibras naturales

El auge de las fibras naturales

 

Para lograr un diseño a la última coloca lámparas de techo de fibras naturales en racimos o bien varias a diferentes alturas. Además de una iluminación cálida y agradable, atraerán todas las miradas. No tengas miedo a que resulte recargado. Ten en cuenta las dimensiones de la habitación y asegúrate de que las piezas que elijas tenga el tamaño adecuado para no agobiar.

 

Como suele pasar con las modas traen aires de épocas pasadas. En este caso, las fibras naturales parecen no haberse ido del todo pero ahora cobran protagonismo con fuerza. En nuestro estudio de interiorismo en Madrid somos expertos en diseñar interiores que no solo reflejan las tendencias, sino además a aquellos a los que los habitan. Si tienes en mente un cambio o una reforma para tu hogar, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.