• Sin Productos en el Carrito
0
  • Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

La traducción literal de lagom sería “ni mucho, ni poco” o “lo mejor en su justa medida”. Lagom no es solo una palabra, es una esencia de lo que significa ser sueco y vivir como tal. Una filosofía que promulga el equilibrio y la moderación como claves de la felicidad.

La casa es entendida como un refugio confortable, cómodo y práctico. Además, la decoración lagom tiene un punto eco, relacionado con el consumismo innecesario. El fin de esta filosofía es conseguir una casa bonita y funcional, preparada para ser disfrutada a diario con muebles prácticos para mantenerla organizada.

¿Cómo conseguir un hogar lagom?

Desprendernos de los objetos acumulados innecesarios será el primer paso para conseguir un hogar lagom. Despeja las superficies y deja que la luz inunde las estancias de tu casa.

Colores claros o neutros

Un hogar lagom es aquel basado en colores claros o neutros. No obstante, esto no quiere decir que tengamos puntos de color más llamativos. Los colores claros o neutros serán el telón de fondo para hacer resaltar nuestras piezas preferidas. Y los colores vivos se distribuirán a través de la casa, especialmente en textiles como mantas, alfombras, cojines o colchas.

 

Orden

El objetivo de un hogar lagom es crear estancias cálidas y acogedoras que nos hagan felices y que nos aporten paz y tranquilidad. Es necesario buscar un equilibrio visual con los muebles para evitar completamente el desorden. Una de las claves para tener espacios despejados, es contar con muebles de almacenaje. Las estanterías son un must en las casas lagom.

 

Espacios personales y objetos de calidad

Para llegar a conseguir esa comodidad en nuestro hogar, lo mejor es contar con espacios que nos resulten agradables. La decoración lagom apuesta por colocar a la vista objetos personales y con fuerte carga emocional. Un equilibrio entre lo práctico y los objetos por los que sentimos afecto. Los objetos innecesarios pasan a un segundo plano.

Minimalismo

La sencillez del hogar con la máxima “menos es más”. Objetos de líneas depuradas, diseño atemporal… Un hogar lagom  se diferencia por el buen gusto de la austeridad, sin tener miedo a combinar tendencias. El minimalismo hace que nuestra mente se centre más en experiencias que en los objetos de la estancia (posesiones materiales).

 

Luz y naturaleza

La filosofía lagom nos anima a disfrutar de la naturaleza, por eso plantas y flores secas serán imprescindibles en tu hogar. La luz también forma parte importante de la decoración lagom. Hogares bien iluminados para resaltar cada rincón de nuestro hogar.

 

¿La filosofía lagom es para ti? En Teresa Galán te asesoramos para conseguir un hogar lagom. Ponte en contacto con nosotros y descubre cómo sacar el máximo partido a tu hogar desde la filosofía lagom.

 

*Las imágenes incluidas pueden no corresponderse a artículos de Teresa Galán