• Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

Consejos de ergonomía para tu home office

    Cuidar la ergonomía eligiendo los muebles adecuados es la mejor opción para tu home office. Como vimos la semana pasada, crear un home office adaptado al teletrabajo no es demasiado difícil si nos aplicamos. Un espacio organizado con la suficiente luz y donde predomine el orden son puntos fundamentales a los que esta semana añadimos otro muy importante, la ergonomía.

    Esta semana desde nuestro estudio de interiorismo en Madrid queremos darte algunos consejos sobre cómo adaptar tu home office siguiendo los criterios de la ergonomía.

     

    Consejos de ergonomía para tu home office

     

    Qué es la ergonomía

    La ergonomía es una disciplina que se encarga de diseñar los entornos de trabajo. Se trata de que tu home office cuente con unos muebles y una organización del espacio que se adapten a tus necesidades. La ergonomía se basa en la antropometría, es decir, parte de las medidas de tu cuerpo para organizar el espacio.

    A través de la ergonomía tratamos de minimizar los daños y las lesiones que pueden producirse en los puestos de trabajo. Mantener una mala postura en tu home office de un modo continuado puede causar lesiones o dolores musculares que redundarán en una menor productividad.

     

    Consejos de ergonomía para tu home office

     

    Muebles ergonómicos

    La silla

    Tanto la altura del respaldo como su inclinación deben ser regulables. Es importante que puedas apoyar bien la espalda en el respaldo. Lo ideal es que la silla cuente con reposabrazos. La silla debe ser estable y contar con un tapizado que permita que circule el aire. Su diseño debe responder a los criterios de la ergonomía, es decir, adaptarse a las diferentes partes del cuerpo.

    El respaldo debería contar con una pequeña prominencia lumbar. La parte delantera del asiento debe tener un borde con una suave inclinación para que no presione las piernas. Un complemento práctico que puede ayudarnos con la postura es un reposapiés.

     

    Consejos de ergonomía para tu home office

     

    La mesa

    No debe de tener salientes y sus bordes y esquinas deben ser redondeados para prevenir que te hagas daño. Su altura ideal es la de tus codos cuando estás sentado. La postura correcta cuando estamos sentados debe permitirte tener los codos flexionados a 90 grados de modo relajado.

    El cuello y los hombros deben estar relajados, las piernas apoyadas en el suelo en un ángulo de unos 90 grados. Además la mesa debe de tener la suficiente superficie para que puedas colocar sobre ella todo lo que necesites para trabajar cómodamente. Si tienes que leer documentos o libros en papel de manera frecuente puedes utilizar un atril.

     

    Consejos de ergonomía para tu home office

     

    El ordenador

    Mantener la postura correcta cuando trabajamos frente al ordenador es muy importante. La distancia entre la pantalla y los ojos debe ser de unos 40 cm. Además, el borde superior de la pantalla debe estar un poco por debajo del nivel de la cabeza para no subir la barbilla. El tamaño de la pantalla debe oscilar entre las 14 y las 17 pulgadas en función del grado de precisión que necesitemos. Debemos ajustar el brillo y el contraste en función de la luz, de modo que no sea necesario forzar la vista. En cuanto al teclado, es mejor que tenga una inclinación ajustable. Debe colocarse a unos 10 cm del borde de la mesa. El ratón debe colocarse de modo que permita apoyar el antebrazo y que el movimiento no sea forzado.

    Debes estar en un ambiente lo suficiente iluminado y con una temperatura adecuada. Además debes ser consciente de la forma en la que realizas tus movimientos evitando la brusquedad. Cuidar la ergonomía te ayudará a ser mucho más efectivo en tu trabajo.

    Como especialistas en diseño de interiores en Madrid sabemos lo importante que es cuidar la ergonomía de los espacios de trabajo. Esperamos que estos consejos hagan tu cuarentena más cómoda.