• Sin Productos en el Carrito
Teresa Galán I Arquitectura y Diseño Interior
0
  • Sin Productos en el Carrito

Interiorismo en Madrid y elegancia escandinava

El estilo escandinavo es una de esas tendencias que nunca falta entre algunos de los diferentes proyectos de interiorismo en Madrid que llevamos a cabo. Pero, ¿qué es lo que hace tan especial? ¿Por qué el estilo nórdico gusta tanto?

En este post te desvelamos las claves de uno de las tendencias que más se repite en los proyectos de interiorismo en Madrid que diseñamos en nuestro estudio de decoración y diseño de interiores.

Por qué el estilo escandinavo nos gusta tanto

El estilo escandinavo, también conocido como nórdico, tiene esa capacidad de crear ambientes sencillos, limpios y luminosos, pero cálidos al mismo tiempo. Por eso, son muchos los proyecto de interiorismo en Madrid que beben de esta fuente.

Para entender las claves de este estilo, hay que hacer referencia a su origen. Este nace a principios del siglo XX en los países como Sucia, Noruega o Finlandia, zonas que, por su ubicación geográfica y clima, necesitan aprovechar al máximo la luz natural. De esta forma, una de sus prioridades es generar espacios amplios y luminosos, pero que también sean acogedores.

Sin embargo, uno de los puntos que más gusta es ese equilibrio entre lo funcional y lo bello. Nada de lo que forma una estancia de aires nórdicos está colocado al azar. Cada objeto y mueble tiene su función, sin que ello implique descuidar el componente estético. La necesidad de pasar largas jornadas en hogares ubicados en climas fríos, convierte en necesidad crear estancias cómodas, cálidas y muy agradables.

Inspiración para estudio de interiorismo en Madrid

Claves del estilo escandinavo por un estudio de interiorismo en Madrid

Es innegable que el estilo escandinavo gusta. Si tú también quieres que tenga presencia, desde nuestro estudio de interiorismo en Madrid te damos las claves de esta corriente decorativa:

  • El uso de una paleta de colores neutros en la que predominan los colores claros. De esta forma, los grises, tonos beige y, por supuesto, el blanco son los tonos predominantes. Sin embargo, es habitual verlos en combinación de otros, como puede ser el negro u otros colores más vivos.
  • Apuesta por la funcionalidad. Las viviendas y espacios con aires nórdicos se despojan de, casi todo, lo superfluo para centrarse en muebles y objetos que tengan alguna utilidad y sean prácticos para el día.
  • Predominan los materiales naturales. La piedra, la madera o el mármol son algunos de los materiales más empleados, debido a que tienen la capacidad de crear un ambiente acogedor y cálido, uno de los principales objetivos de esta tendencia.
  • La luz natural como elemento clave. Cualquier estancia o ambiente será creado para potenciar el efecto de la luz natural. Por eso, la decoración, distribución del mobiliario, así como de los tonos predominantes, gira en torno a este elemento, buscando potenciar su efecto.
  • El mobiliario se viste de líneas rectas y puras. Se huye de muebles recargados y en abundante cantidad en pos de mobiliario más sencillo en el que predominan las líneas rectas, en el que cada mueble tiene una función, pero no por ello se renuncia a la estética.

En conclusión, el estilo nórdico es una tendencia que aún sigue en boga dentro de los proyectos de interiorismo en Madrid. Nada tiene que ver con estancias planas y sin vida, siempre que se cuente con la ayuda de expertos en interiorismo y decoración de interiores en Madrid capaces de configurar espacios personalizados, y a medida.

Abrir chat